Abebe Bikila, el campeón descalzo (1960)

Abebe Bikila el primer gran corredor etíope que llego a lo más alto del podium de los juegos olímpicos de roma.

Fue quien  inspiró a las próximas generaciones de corredores africanos.

Desde ese momento, los africanos han conseguido su supremacía en las carreras de fondo, siendo los referentes mundiales.

Abebe Bikila el corredor descalzo hoy en día sigue corriendo en los sueños de los africanos siendo una leyenda.

El gran mérito de Abebe Bikila fue lograr el primer oro para África en unos Juegos Olímpicos.

Se impuso al ganar descalzo la maratón batiendo el récord del mundo en Roma.

Repitió la hazaña cuatro años más tarde en Tokio, bajando la marca mundial.

Abebe trasmitió al pueblo Africano: si él pudo, nosotros también podremos.

Abebe Bikila el corredor descalzo

Bikila,  consiguió una de las mayores hazañas del mundo del atletismo y de los Juegos Olímpicos.

Pasó a la historia como el primer africano en lograr el oro en unas Olimpiadas y conseguir un récord mundial en 1960.

Su leyenda se vio agrandada por un hecho sin precedentes y que posiblemente no vuelva a ocurrir:

Abebe Bikila inició la carrera descalzo y así terminó la prueba.

La marca Adidas fue el patrocinador oficial de las Olimpiadas de Roma en 1960.

Pero cuando el etíope  fue a coger sus zapatillas, no encontró ninguna que se adaptaran a sus pies.

Sin calzado confortable,Abebe Bikila tomó la determinación de correr descalzo los 42,195 kilómetros.

Esto provoco la muestra de dureza más grande jamás vista en una competición de este nivel.

Como sus pies estaban acostumbradas a correr en circunstancias extremas  sorprendió con un gran triunfo, implantando un nuevo récord mundial en Roma.

Abebe Bikila demostró que Africa estaba preparada para competir al máximo nivel y ponerse a la altura de occidente en este deporte.

Nacimiento de Abebe Bikila

Nació en 1932 en el norte de Etiopía, en un poblado llamado Jato.

A los diecisiete años se trasladó a la capital, Addis Abeba, donde empezó una carrera militar bajo el mando del emperador Haille Selassie I.

El emperador para sostener a las tropas en buena forma física, diseñó actividades deportivas regulares.

Abebe Bikila comenzó a correr más bien tarde.

El nunca pensó en correr hasta que vio a unos compatriotas desfilar delante de Haile Selassie I con la equipación oficial de su país.

Así comenzó su andadura como atleta.

Poco a poco comenzó a ganar diversas pruebas de fondo y batiendo récords en el campeonato de las Fuerzas Armadas, entre ellas la maratón.

El régimen estableció un acontecimiento deportivo anual desarrollado para reunir a las 3 fuerzas:

  •  el Ejército de Tierra,
  • la Fuerza Aérea
  • y la Marina en actividades compartidas.

Abebe Bikila acabó la carrera en dos horas treinta y nueve minutos y cincuenta segundos.

Llegó un punto de cambio en su vida al entrar en contacto con el conocido entrenador sueco Onni Niskanen.

Juegos Olímpicos de Roma en 1960.

Poco a poco comenzó a tener reconocimiento dentro de su país pero fuera de Etiopía no le conocía nadie.

Por ello no fue elegido por Etiopía para correr en los Juegos olimpicos de Roma de 1960.

Pero a veces el destino se muestra caprichoso y Abebe Bikila tuvo la suerte al final, de ir seleccionado para participar en los juegos olímpicos de Roma.

Una lesión jugando al fútbol de uno de los miembros del equipo de maratón Wami Biratu permitió que fuese seleccionado en el equipo olímpico.

Abebe Bikila no desaprovecho  el regalo que le hizo el destino.

Con la ayuda de Niskanen, Abebe bikila comenzó una dura e intensa preparación de entrenamiento.

Pero días antes de la carrera le apareció una ampolla en un pie que le producía un intenso dolor al rozar la herida con las zapatillas.

Esto hizo que tomara la decisión de correr descalzo y evitar el dolor que le ocasionaba la rozadura.

Cuando comenzó la carrera todo el planeta contemplaba sorprendido a aquel atleta descalzo.

  • Abebe Bikila no se aproximó a las primeras situaciones hasta el km diez.
  • Desde ahí, cogió impulso sobre el adoquinado romano y se unió a los líderes: al marroquí Abdessalem Rhadi , Arthur Kelly de G. Bretaña y el belga Van den Dreissche .
  • En el quilómetro veinte, Abebe y Rahdi dejaron a todos atrás y se lanzaron codo con codo cara la victoria.
  • Llegando el final y a la altura del Obelisco de Axum, monumento expropiado a los etiopes por el régimen del ‘Duce’, Abebe lanzó el ataque final.
  • Cruzó primero el Arco de Constantino, ganando la medalla de oro y batiendo el récord del planeta (2h.15’16”).

Quería que el mundo supiese que  Etiopía,  siempre ha ganado con determinación y heroísmo.

Juegos olímpicos de Tokio y México

En los Juegos olímpicos de Tokio 4 años más tarde, esta vez con zapatillas, gano de nuevo la medalla de oro  batiendo un nuevo record mundial en 2h12:11.

Se convirtió en el primer fondista en volver a ganar una medalla olímpica de maratón, algo que solo ha conseguido después el alemán Waldemar Cierpinski en Montreal en el 76 y en Moscú en el 80.

La historia de Abele Bikila es impresionante y heroica,  seis semanas antes había sido operado de apendicitis, lo que afectó a su plan de entrenamiento.

Como corredor rompió todos los esquemas imaginables. Ademas de ganar,  esperó la llegada de  sus competidores haciendo una tabla de ejercicios.

En los Juegos Olímpicos de México del año 68, con 36 años de edad, no pudo hacer triplete por culpa de una lesión en su rodilla y,porque sufrió el mal de altura, lo que le forzó  renunciar de la carrera a los 15 kilómetros de empezar la carrera.

Esta fue su última aparición olímpica y la finalización de su carrera.

El grave accidente sufrido por Abebe Bikila.

El Gobierno Etíope le habia regalo a Abele Bikila unVolkswagen después de las olimpiadas de Tokio y al año siguiente de las Olimpiada de México, Abebe  Bikila sufrió un accidente de coche al intentar esquivar a un grupo de estudiantes en una manifestación.

Adebe Bikila acabo parapléjico,  aceptó su destino con la misma entereza que cuando alcanzo el éxito. Reconozco los triunfos y admito esta tragedia como parte de la vida, pero intentaré ser feliz.

Las personas de éxito conocen la adversidad.

Fue la voluntad de Dios que ganase  los Juegos Olímpicos, y que tuviera el accidente.

En 1972 lo invitaron a los Juegos olímpicos de Múnich, en el cual participaron 7134 atletas  de 121 países donde quedaron impresionados al  verlo en silla de ruedas al que había sido el prototipo de la pisada.

La aclamación fue estrepitosa en el estadio olímpico.

Falleció un año después como resultado de una hemorragia cerebral producidas por las secuelas del accidente.

En Etiopía, más de 65.000 personas junto con el emperador Haile Selassie I, lo despidieron como un héroe.

El continente africano no había despuntado en este deporte hasta su gran actuación en las Olimpiadas de Roma.

Esto sirvió de referencia para las próximas generaciones.

Donde los africanos han ido engrandeciendo su supremacía en las carreras de fondo, siendo los grandes líderes mundiales.

 

 

About Daniela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *