¿Por qué Corro pero no bajo de peso?

Seguro que alguna vez habréis escuchado o pensado que “todos los días entreno durante una hora o corro pero no bajo de peso”.

¿tengo un metabolismo lento? o ¿por qué corro pero no bajo de peso?.

Hay diversas razones que explican por qué corres y no consigues bajar de peso.

Antes de nada me gustaría aclarar que no existe un metabolismo lento.

Toda persona que comience una actividad física  debería bajar de peso.

Si deseas rendir al mas alto nivel, debes aceptar una dieta que en muchas ocasiones no corresponde con la pérdida de peso.

Perderás peso,  pero será a largo plazo.

En tu caso, como corredora debes tener una carga diaria de hidratos de carbono suficiente;

Tienes que incluir estos macronutrientes en el desayuno,  almuerzo y la cena.

Si te preguntas que ¿por qué corro pero no bajo de peso?

Puedes empezar evitando la ingesta de hidratos de carbono;

Pero recuerda que éstos serán la gasolina primordial que nuestro cuerpo necesita para alcanzar la meta propuesta.

Debes identificar los hidratos de carbono que mejoren tu desempeño.

Por ejemplo, los granos naturales:

  • como avena,
  • granos de frijoles,
  • plátanos
  • otras frutas,
  • así como pan integral.

 

Acompañarlos siempre de una fuente de proteína:

  • como el pollo,
  • la carne de res magra,
  • pescado
  •  huevos,

 

Esto evitará el desgaste muscular frecuente al correr.

Si decidiste transformarte en un corredor para perder kilogramos y no experimentas los resultados deseados, debes aprender que ésta no debe ser la razón primordial para iniciarte a correr.

Correr es un deporte y, como todo deporte, requiere de una alimentación específica.

Recomiendo que después de comer tomen un licuefactado de proteína, que asimila en menos de media hora y llegará muy rápido a tus músculos.

Además, ayudará a regenerar la fibra muscular de una forma más eficaz.

Ha de ser un batido de proteínas  sin azúcar y bajo en sodio.

Hay quien añade  un suplemento de glutamina (de tres a cinco gramos) puede también quitar los dolores y aligerar la recuperación.

Además tomar suficiente agua, reposo y estiramiento.

Alguna de las razones de por qué corro pero no bajo de peso

  1. Repetir constantemente el mismo tipo de entrenamiento. El cuerpo es inteligente  y rápidamente se adapta a los nuevos entrenamientos y si cada vez que hacemos running hacemos lo mismo, el cuerpo quema menos calorías.
  2. Para ello crearemos diferentes sistemas de entrenamiento donde alteraremos diferentes rutinas: como alternar series, entrenamientos en cuestas,  realización de sprints, cambios de ritmo, etc.
  3. La intensidad del entrenamiento es siempre igual . Algunas veces cuando cambiamos nuestro sistema de entrenamiento, cambiamos el tiempo pero nos olvidamos de cambiar la intensidad que es más importante incluso  que el tiempo.  A mayor intensidad, más calorías se consumen pero es importante añadir un plan de series a nuestro sistema de preparamiento.
  4. Haz otro tipo de deportes no solo te limites a correr. ir en bicicleta , hacer levantamientos de pesas, nadar, etc. aumenta la resistencia.
  5. Descansar. El organismo tiene que repararse después de un entrenamiento. Después de entrenar varios días durante un periodo de tiempo, el organismo empieza a liberar cortisol. El cortisol  puede tener efectos negativos y no siempre es malo pero  niveles altos de cortisol suelen ser buenos. Por ejemplo los atletas de resistencia suelen tener los niveles más altos de cortisol.
  6. Llega a la sobrecompensación. Los corredores suelen comer más después de hacer ejercicio porque creen que han quemado tantas calorías como van a consumir, pero realmente después del ejercicio no han quemado tantas calorías.

¿Come más pasta?

Si eres de las que ya antes de salir a correr come doble porción de pasta.

Debes entender que existen  mejores fuentes de hidratos de carbono de absorción lenta, que te dan energía más tiempo.

Por servirnos de un ejemplo, un plato de avena preparada con agua una hora  antes de salir a correr.

Esto hará que gradualmente se libere azúcar  para darte energía  más tiempo.
De lo contrario, si comes un comestible de detención:

Digiere mucho más rápido,  tendrás una inyección instantánea de energía, pero  antes que acabes de correr, sufrirás el peligro del llamado “bajón” en el centro de la carrera y chocaras contra “un muro”, a la que todos  los corredores temen.
En entrevista publicada e la gurú de las redes sociales en materia del fitness, nos afirmó que si perfectamente todavía no hay una prescripción mágica para una recuperación inmediata para después del entrenamiento, es esencial que los corredores ingiramos proteínas.

 

5 Consejos de por qué Corro pero no bajo de peso

1 Corro pero no bajo de peso” Establece tus metas “

Debemos marcarnos metas de ser lo más realista posible y comprende que cada cuerpo es diferente. Amolda el running a ti, un punto positivo en el que tú sabes que sí puedes,  no te equipares con el  por el hecho de que cada efectividad es diferente.

2 Comprende que la alimentación es el setenta por ciento de todo.

La alimentación en el running, así como en cualquier deporte, es importantísima.

 

Debes cuidar verdaderamente lo que comes,  el ochenta y cinco o noventa por ciento de tus comestibles sean naturales, no procesados, muchas verduras, frutas, jugos, granos de cereales, camote, grasas buenas como el aguacate, semillas,óleo de oliva, etcétera

3 No infravalores la ingesta de agua.

El agua es esencial para cada proceso celular en tu cuerpo, cuando comienza la sensación de sed habrás perdido el 1 por ciento de tu peso en agua, lo que quiere asegurar que estás desecado.

Tomar suficiente de ella a lo largo del día, además acelerará tu asimilación, controlará tu penuria y mejorará tu desempeño.

4 No dejes de correr.

El ejercicio y la buena alimentación son  inseparable;
El primero va a vigorizar tu buena alimentación y es un hábito que debes hacer por vigor, pues tu cuerpo precisa estar en movimiento tanto cardiovascular (para robustecer el corazón, progresar la condición física y sostener los niveles de grasa bajo control), como de fuerza (para conservar la masa muscular, apresurar tu asimilación y el entorno hormonal).

5 Dormir suficiente y relajarte

Domir es tan esencial como entrenar, intentar dormir al menos siete horas al día,  efectuar cosas que te calmen: pensar, hacer yoga, ver una película,relajarte; pues el estrés es un enorme saboteador, potencia las enfermedades, eleva el cortisol, etc.

Te hemos comentado las razones de porque Corro pero no bajo de peso espero que te sirva de ayuda.

¿Que hacer cuando corro pero no bajo de peso?

 

Te damos dos disciplina si te preguntas corro pero no bajo de peso, perder 5 kilos en 8 semanas. Los cambios que se producirán en ti son muy personales y dependen de diversos factores: el estrés que lleves en  tu vida diaria producen hormonas que ayudan a que el cuerpo almacene grasas, el tiempo que duermes por la noche (si no descansas no progresaras) y tu propia constitución física.

Puedes realizar los movimientos de esta forma: primero calienta 10 minutos muy despacio y luego introduce 25 min. cambiando de ritmo alternando un minuto fuerte con otro suave y terminarás el ejercicio con 10 minutos a paso suave para volver a calmarte esto te ayudara a recuperarte mejor del esfuerzo realizado.

Otras formas de  realizar los cambios de ritmo para cuando tengas mejor condición físca: dos min. a tope  y uno suave, 5 minutos fuerte y uno suave ó 7 minutos rápidamente y dos lentos. Una aclaración no estamos hablando de realizar ningún tipo de  series. Simplemente, las partes mas fuertes no son sprints al máximos y luego detenerte. Debes realizar los ejercicios entre el 85% y 90% que puedas alcanzar y después ir trotando  de forma suave durante un minuto sin detenerte.

About Daniela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *